Pedro Aranda

Pedro Aranda es ingeniero y escritor, aunque nadie cree ni lo uno ni lo otro, lo que siempre empeora las cosas. Ha realizado colaboraciones en diversas revistas y medios de comunicación, como Anestesia (México), El Espectador (Colombia) o El Impacto Digital y Ecos del Vinilo (España). Poca broma. Finalista en varios premios de relatos cortos, estuvo a punto de ganar un lote de productos manchegos en un certamen. Su ópera prima, “El ruido que nos separa”, ha sido nominada al premio Icue Negro como mejor novela negra del año para autores noveles en el género, dentro del certamen Cartagena Negra. De él han dicho que cuando te habla parece que el centro de gravedad de su cuerpo se hubiera desplazado a un punto exterior al mismo. Cuentan que una vez expulsó a un ladrón de una casa, episodio que por razones que no vienen al caso, tanto el ladrón como él tratan de olvidar. Sostiene (a quien quiere escucharle -que no es mucha gente-) que lo mejor que ha escrito en su vida es una carta de amor que dejó a escondidas a una camarera holandesa en una mesa de una cafetería, pero se pasó con el perfume y destiñó el remite, por lo que siempre le quedó la duda de si ella quiso responderle o no. Él, por si acaso, le metió los sellos dentro del sobre. No siendo particularmente amigo de sus amigos, su intensidad emocional suele decaer tras el primer contacto, cualquiera que sea la naturaleza del mismo. Dicen que tuvo numerosas ocasiones de ser feliz. No materializó ninguna.

Textos: 15
Libros

Exilio Topanga: …Y Bunbury se hizo líquido

Comisarías de policía, sirenas de ambulancia, vagabundos que discuten con semáforos, mendigos que fallaron al Sistema -o que el Sistema les falló a ellos-, centros

Discos

Bunbury en el mar de la tranquilidad

Nadie ha sabido a ciencia cierta jamás cuál es la emisora que mejor sintoniza en cada momento las antenas del corazón de Bunbury, por eso

Relatos

Bill Clinton (3/3)

Una de las primeras preguntas que se hace todo el mundo cuando va al Camino de Santiago es si quedarse en hotel o en albergue.

Relatos

Tocar la copa (2/3)

Pocas cosas me parecen tan absurdas como la creencia general sobre la supuesta maldición que afecta a todo equipo cuyos jugadores tocan la copa antes

Relatos

Rosa, Rosae (1/3)

Es viernes, 10 de septiembre de 2021. Son las 16:58 pm. Estoy sentado en la parte de atrás de un autobús que me ha de

Relatos

Val Kilmer: En lo alto para siempre

Existe un relato de David Foster Wallace, llamado En lo alto para siempre, que cuenta la historia de un niño de trece años subido al

Relatos

Ray Loriga: El Parche de Dios

Hace unas semanas, un amigo me dijo que había visto a Ray Loriga por la calle con un parche en la cara. Ahora sabemos por

Discos

Demasiado silencio, demasiado tiempo

Para desenterrar algo que está oculto en la arena solo hace falta una pala. O un documental, como el recién estrenado en Netflix sobre la

Relatos

La Modista de Bunbury

Lilly en realidad no se llama Lilly. Se llama Pili, pero no le gusta que la llamen así, como tampoco le gusta que la recuerden

Relatos

Los Recreativos Rambo

Cuando íbamos al instituto nos pillaba de camino un salón de juegos recreativos que se llamaba Recreativos Rambo. Por algún motivo, el cartel que presidía

Relatos

Under The Bridge

Conocí a John Frusciante en una fiesta de carnaval en Eindhoven hace muchos años, allá por 2011 si no recuerdo mal. En realidad, no era

Discos

CLI: La maqueta en mitad del vendaval

Nunca es buena señal encontrarte repetidas veces con alguien al que no esperas ver con tanta frecuencia. Y este año ya hemos visto a Bunbury